lunes, 14 de marzo de 2011

Me estoy rompiendo en pedazos

Golpes de razón contra golpes de corazón… destrozado por vos, yo no soy yo, soy otro, que ha quedado relevado a un segundo plano, ya no pienso, ya no respiro y ni siquiera te quiero… pero, tal vez este triste sentimiento no sea algo particular, sino algo general que lleva ya mucho tiempo aquí dentro… no encuentro, y por eso me deprimo, porque no encuentro. Y es que cada vez la recuperación es más lenta, las ganas de hablar disminuyen, y dejo el juego a mi cuerpo, a que actúe por defecto, como siempre, es ley de vida, supervivencia antes que morir. Si yo me quitara la vida, habría perdido, y la vida habría ganado haciéndome rechazar hasta lo más preciado, por eso veo al suicidio como algo liberador, pero siempre como un acto cobarde cuando no te apetece luchar, bien, eso siempre estará ahí, es el camino fácil, o difícil, como lo quieras ver, o como te quieras convencer, pero, yo soy masoquista, y mi sufrimiento es ley de vida, y nada va a cambiar mi historia. Es así, la vida desde que naces hasta que mueres es resistir, el golpe del respirar, de los latidos del corazón y de la conciencia. No esperes más…

1 comentario:

Cannella Fiore dijo...

Animo corazon nada es ma simportante que la vida misma, el sufrimiento y felicidad son caminos opcionales, tu elijes cual andar. Besos!!